Piedra OnLine

jueves, 15 de junio de 2017

El Gobierno de los “errores”: Tras el escándalo, da marcha atrás y reintegrará las pensiones

Luego de la polémica generada por la baja de más de 70 mil pensiones por discapacidad, el Ministerio de Desarrollo Social resolvió este jueves devolver el beneficio a todos los afectados. “Tengan la tranquilidad de que van a estar recibiendo nuevamente su pensión”, afirmó la cartera que conduce Stanley.

Una vez más el gobierno de Mauricio Macri debió dar marcha atrás ante la polémica que generó una de sus medidas. Esta vez fue la quita de de pensiones por discapacidad que en el último mes dejó más de 70 mil discapacitados sin el respaldo estatal necesario para vivir.

En el día de hoy una diputada nacional afirmó que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, “se comprometió a reveer y dar marcha atrás con la quita de pensiones a personas con discapacidad”. Stanley no habría especificado en qué momento se hará pública esa decisión por parte del Gobierno.

En plana polémica por las más de 70 mil bajas y suspensiones a pensiones por discapacidad por parte del gobierno nacional, una diputada nacional del Partido Socialista afirmó hoy que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, “se comprometió a reveer y dar marcha atrás con la quita de pensiones a personas con discapacidad” y a “rever la aplicación del decreto 432” de 1997 a partir del cual se dispuso la medida.

Así lo confirmó a DyN Gabriela Troiano, la vicepresidenta de la Comisión de Discapacidad, que mantuvo una conversación telefónica con la ministra y le planteó los “fundamentos por los cuales no corresponde aplicar el decreto”.

“Se comprometió a dar marcha atrás en la quita de pensiones a personas con discapacidad y a rever el tema de la aplicación del decreto”, aseguró la diputada.

A partir de este mes, y sin previo aviso, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a cargo de Carolina Stanley, decidió desempolvar un decreto menemista de 1997 que establece más requisitos para acceder a una pensión.

De esta manera, el gobierno confirma que, en la actual gestión, las pensiones no contributivas han dejado de considerarse un instrumento de Seguridad Social para el Estado y se suman a la política de ajuste que busca disminuir las cifras récord de déficit fiscal.

Las 83 mil suspensiones y bajas en pensiones por invalidez, a madres de más de 7 hijos y por vejez se registraron en la primera parte de 2017, de manera unilateral, sin aviso previo y sin derecho a defensa.